13 jun. 2014

Mudamos de web: http://edicioneselsalmon.com/

Amigos  y amigas,

nos transladamos a la siguiente dirección: http://edicioneselsalmon.com/

Ahí seguiremos dando cuenta de nuestras publicaciones de El Salmón y de la revista Cul de Sac.


18 feb. 2014

Posmodernidad: de la crítica a la impostura. Número 3/4 de Cul de Sac




Al parecer vivimos inmersos en la posmodernidad. Tras las críticas surgidas en los años setenta y ochenta del siglo pasado, la posmodernidad ha cumplido su verdad en nuestro tiempo. Pero, ¿qué verdades venía a anunciar la posmodernidad? Que, precisamente, no hay verdades. Los grandes relatos históricos entraron en quiebra, y conceptos como «verdad», «razón» o «totalidad», quedaron en suspenso. ¿Se puede decir, entonces, que ya hoy todos formamos parte de ese gran simulacro?
En este número doble de Cul de Sac se aportan artículos para el debate sobre el origen de la posmodernidad, sus pretensiones críticas con el modernismo de mitad del siglo XX, y sus recientes avatares que se deslizan, como algunos han sugerido, hacia una franca impostura.
Mientras el desarrollo de la sociedad tecnológica ha preparado las condiciones para una mayor dependencia, y anuncia ya en el horizonte los rasgos de un nuevo autoritarismo (lo que hemos llamado alguna vez el inquietante regreso de lo sólido), el debate sobre la posmodernidad parece haber pasado de moda, quizá precisamente porque muchos de sus preceptos se han generalizado y asumido. Sin pretender encontrar respuestas definitivas, intentamos trazar en este número las relaciones entre nuestra cultura material y las propuestas de la posmodernidad.
Sumario
-Editorial
- El torbellino de la modernidad, Salvador Cobo.
-¿Es posible enseñar literatura moderna?, Alfonso Berardinelli.
- Las aporías de la vanguardia, H.M. Enzensberger.
- La tentación del vacío. Ciudad y arquitectura posmoderna, Juanma Agulles.
- Los movimientos de los años sesenta, Cornelius Castoriadis.
- ¿Nietzsche posmoderno?, Florian Cova.
- La ofensiva de los Estudios de Género. Reflexiones sobre la cuestión queer. Séverine Denieul.
- Pier Paolo Pasolini, una fuerza del pasado, Salvador Cobo.
- Chemtrails, miseria de la conspiración, Miguel Sánchez Lindo.
- El fin de la posmodernidad, Alfonso Berardinelli.
- Reseñas.

Cul de Sac 3/4

Posmodernidad: De la crítica a la impostura.

ISSN: 2255-0909 – enero de 2014 – 21 x 27,3 cm – 196 págs-9€

24 sept. 2013

SOLIDARIDAD CON LOS CUATRO PROCESADOS POR LOS TARTAZOS CONTRA EL TAV A YOLANDA BARCINA

Desde Cul de Sac - Ediciones El Salmón, manifestamos nuestra absoluta solidaridad con las tres personas que arrojaron tartas a la cara de Yolanda Barcina, presidenta de Navarra, en protesta contra el Tren de Alta Velocidad, y para quienes piden (junto a una cuarta persona más) penas de entre 5 y 9 años de cárcel.
Adjuntamos a continuación el manifiesto y os animamos a difundirlo entre vuestras amistades.

La desobediencia no es delito. ¡No al TAV!

MANIFIESTO DE SOLIDARIDAD CON LOS CUATRO PROCESADOS POR LOS TARTAZOS CONTRA EL TAV A YOLANDA BARCINA
La Audiencia Nacional fija el juicio para el 18 de noviembre
con demandas de 5 a 9 años de prisión

El 27 de octubre de 2011, tres personas “entartaron” a la presidenta de Navarra, Yolanda Barcina, en el transcurso de una sesión plenaria de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos, en la ciudad de Toulouse. Durante unos instantes, la cara de Barcina estuvo cubierta de dulce merengue. La acción de protesta realizada por el movimiento de desobediencia al TAV Mugitu! tenía como objetivo denunciar a Yolanda Barcina como principal responsable presente en aquella reunión de la imposición del Tren de Alta Velocidad en Euskal Herria (País Vasco), que desde sus orígenes ha suscitado una amplia oposición. En Toulouse, la acción no fue causa de ninguna detención ni identificación, limitándose los guardas de seguridad a expulsar a los “tartalaris” de la sala. Sin embargo, de regreso a Navarra, los autores de los tartazos fueron detenidos por la policía foral e imputados por un supuesto delito de “atentado a la autoridad” en la Audiencia Nacional española, tribunal de excepción que se ha arrogado el derecho de juzgarlos. Además, una cuarta persona también fue posteriormente imputada bajo la misma acusación por su participación en la acción de protesta de Toulouse y en la rueda de prensa realizada al día siguiente en Iruñea para explicar los motivos de la acción. Actualmente, la Audiencia Nacional ha fijado para el próximo 18 de noviembre la celebración del juicio, con demandas de penas de 5 a 9 años de prisión.
El Tren de Alta Velocidad es un proyecto ecológicamente devastador y económicamente ruinoso. Gran despilfarrador de energía, destructor del entorno, ruidoso, el TAV acrecienta la centralización del territorio en las grandes urbes en detrimento de los pueblos pequeños y ciudades medianas, fomenta la hipermovilidad y es elitista: la mayor parte de los ciudadanos lo utilizan muy poco o nunca, y sólo una minoría se sirve de él con cierta frecuencia. Encima, las grandes obras como el TAV suponen un enorme derroche de recursos públicos y son uno de los motivos de los fuertes recortes sociales que padecemos.
Por si fuera poco, la clase dirigente ha ocultado a sabiendas durante los últimos veinticinco años el coste social, económico y ecológico del proyecto; se ha dedicado a mentir sobre sus supuestas bondades y ha insultado cuando no ha criminalizado a la oposición al TAV allí donde ésta se ha manifestado, mientras que en muchos casos se ha enriquecido fraudulentamente como lo demuestran los papeles de Bárcenas. Yolanda Barcina representa a la perfección esta actitud de prepotencia y engaño permanente.
Así pues, consideramos que acciones populares como el “entartado” de dirigentes que, como Yolanda Barcina, son responsables de haber impuesto el TAV ocultando sus efectos nocivos, así como de haber mentido sobre su verdadero impacto económico y social, son perfectamente legítimas y comprensibles como forma de protesta justa contra el TAV. En cambio, denunciamos que la gravedad y la absoluta desproporción de las penas de 5 a 9 años de prisión solicitadas contra estas cuatro personas no tienen parangón en ningún país occidental, puesto que acciones similares de lanzamiento de tartas a las autoridades son consideradas infracciones menores y apenas suelen tener consecuencias legales. Todo ello contrasta vergonzosamente con la “magnanimidad” que muestra la Justicia con los políticos embusteros y corruptos, absueltos en la mayoría de los casos.
Por todo ello, exigimos la paralización de las obras del TAV y el archivo del proceso incoado en la Audiencia Nacional contra estas cuatro personas por las tartas que endulzaron el rostro de Barcina. Además, este es un asunto que debiera haberse juzgado en todo caso en Toulouse, lugar de los hechos. Podemos sin duda afirmar que este proceso reúne todos los elementos propios de la “injusticia penal”, como son la utilización de tribunales de excepción como la Audiencia Nacional para reprimir la disidencia social y la aplicación de códigos penales cada vez más represivos para criminalizar la desobediencia civil. Y queremos que el final de este proceso sirva de toma de conciencia respecto a lo innecesario y dañino del TAV, y de otras infraestructuras igualmente megalómanas y destructoras.

No al Tren de Alta Velocidad
Fin del proceso contra los cuatro tartalaris
La desobediencia no es delito
Difusión del manifiesto:
Os pedimos difundir este manifiesto de solidaridad en vuestro entorno y comunicar vuestro apoyo a la dirección mugituaht@gmail.com, indicando el nombre de la asociación o del individuo.

Convocatorias y movilizaciones:

12 de noviembre:
Jornada descentralizada de acciones y concentraciones de solidaridad

16 de noviembre:
Manifestación contra el TAV y de apoyo a los “tartalaris” en Iruñea (Pamplona).

18 de noviembre:
Juicio y concentración en la Audiencia Nacional (sala de San Fernando de Henares, Madrid).

Apoyo económico:
3035.0068.08.0680058591 (Laboral Kutxa)

Campaña de solidaridad:
Llamamos a la población a participar en la campaña de apoyo de la manera que crea más conveniente: tomando parte en las dinámicas propuestas; escribiendo a los medios de comunicación; organizando charlas con los “tartalaris”; promoviendo iniciativas de apoyo económico (conciertos, sorteos...); adhiriéndose individual y colectivamente al manifiesto de solidaridad; apoyando económicamente; etc...

Contacto:
Tlfno: (0034)654480589

Más información:

24 jul. 2013

Novedad editorial: ¿Sólo un dios puede aún salvarnos? Heidegger y la técnica

 ¿Sólo un dios puede aún salvarnos? Heidegger y la técnica,
 
Javier Rodríguez Hidalgo.

Ediciones El Salmón – Alicante / Madrid, Julio de 2013
124 páginas
9 euros – 18,5 x 12 cm 
ISBN:978-84-941092-2-5

"Sólo un dios puede aún salvarnos", afirmó Heidegger en una entrevista de 1966 publicada después de su muerte. Considerado por muchos como el mayor filósofo de la técnica del siglo XX, aludía con esa frase al único camino que cabrçia encontrar para salir del desastre al que según él había llegado la sociedad occidental fundada sobre la técnica. Sin embargo, ¿fue realmente Heidegger un crítico de la técnica? Situando las ideas de Heidegger en el contexto de la "controversia sobre la técnica en Alemania, contrastándolas con las obras de otros pensadores de la técnica como Jacques Ellul o Lewis Mumford, y deteniéndose en la recepción posterior de las mismas, Javier Rodríguez Hidalgo pone en entredicho la figura del filósofo alemán y su supuesto papel de lúcido debelador de la sociedad técnica.


Javier Rodríguez Hidalgo nació en Portugalete, Vizcaya, en 1978. Colaboró con el boletín Los amigos de Ludd, apartecido entre los años 2001 y 2006. Más tarde fue el editor de la revista Resquicios. Ha participado en la lucha contra el TAV (Tren de Alta Velocidad) en el País Vasco. Asimismo, ha traducido al castellano a Lewis Mumford, Alexandre M. Jacob, Jaime Semprun, René Riesel, Jean-Marc Mandosio, Pablo Sastre y Joseba Sarrionandia, entre otros.